1/3/15

BRÓCOLI CON BECHAMEL DE CALABACÍN


El blog de mi amiga Verónica cumple tres años, Cocinando para mis cachorritos, de su blog lo que mas me gusta  es que sus recetas son muy sanas, mucha verdura, y siempre cocinadas pensando en los niños, sus cachorritos.
Como requisito para participar en el sorteo que organiza junto con la empresa Mantequera de Tineo , lo que hay que hacer es cocinar una receta de su blog.
Como sé que a ella le gusta la cocina llena de verduras, he elegido una con algún cambio que espero que le guste. 

El brócoli es una verdura que me encanta y en mi casa se cocina mucho, sobre todo, con bechamel, pero para hacer esta receta mas sana y mas ligera, os propongo hacer una bechamel sustituyendo la harina por calabacín, queda aún mas rica y con menos calorías.
Para este tipo de bechamel, uso mantequilla, me gusta usarla porque aporta una cremosidad que no la aporta el aceite, además de su sabor.
En la mayoría de los sofrítos, si además del aceite, ponemos una cucharadita de mantequilla, vuestros platos ganaran en sabor.
La receta original es Coliflor con bechamel.

Necesitamos:
1 brócoli
Sal y pimienta
2 cucharadas de mantequilla                                                                    

1 calabacín mediano
Media cebolla
1 vaso de leche
Sal y Pimienta
Nuez moscada
Queso para gratinar.

Preparación:

Cortamos el tallo al brócoli y le vamos sacando sus ramitas.
Ponemos una olla con agua salpimentada y hervimos el brócoli, el tiempo de cocción depende de cómo nos guste las verdura, pero será entre 4 y 5 minutos.
Escurrimos y reservamos.

Aparte en un cazo, ponemos la mantequilla, cuando se derrita, añadimos la cebolla picadita, sofreímos y añadimos el calabacín pelado  y a trocitos, tapamos y dejamos cocer a fuego lento 5 minutos, y añadimos la leche y cocemos 15 minutos a fuego lento, salpimentamos y ponemos nuez moscada al gusto.
Dejamos cocer y trituramos.

En una bandeja de horno, ponemos un poco de mantequilla untada, añadimos el brócoli y cubrimos con la bechamel, añadimos queso y gratinamos al horno a 180º durante 15 minutos aprox.



26/2/15

COMO HACER SALSA DE TOMATE FRITO CASERO Y FÁCIL


Hoy os traigo un básico en la cocina como es la salsa de tomate frito, preparada de una forma fácil y sin ensuciar.
Tener siempre en casa, nos servirá de base para muchos platos, desde pasta, para un arroz a la cubana o simplemente para acompañar unas patatas fritas, pizzas, empanadas, y un montón de recetas mas.
Ya sé que es un engorro, pero merece la pena, nunca es igual que el comprado de bote y encima sabemos qué lleva, con los trucos que doy no ensucias nada , lo podrás congelar sin problemas, porque eso si, una vez que te pones, mejor hacer una cantidad considerable.
Por supuesto que los tomates de temporada nos darán un sabor mas rico, pero se puede hacer en cualquier época del año.

Necesitamos:

2 kilos de tomates maduros
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharaditas de sal
2 cucharadita de azúcar
y nada mas................
y con eso tendrás un lujo de salsa de tomate frito casero.

Preparación:

Consejo: tener el fregadero libre de chismes y limpio.
Enjuagamos los tomates y les hacemos un corte en forma de cruz con un cuchillo en la base.
Ponemos una olla con agua y cuando hierva, metemos los tomates y dejamos 20 segundos.
Los ponemos de nuevo en el fregadero y le echamos agua fría. porque los vamos a manejar y para que no quemen.
Se pelaran fácilmente gracias al corte que le hicimos.
Los partimos por la mitad y estrujamos un poco para soltar las semillas.(Este paso es opcional, podemos dejarles las semillas).
Vamos poniendo los tomates en un bol amplio, ya pelados y escurridos, y ahí mismo, metemos la batidora, sólo batimos ligeramente, si nos quedan trozos mas rico sale.

En una cacerola con tapadera (si tiene agujerito para el vapor, mejor), ponemos el aceite, y cuando esté caliente, la apartamos de fuego, y añadimos el tomate.

¿porqué la apartamos? así no salpica, este paso lo haremos cada vez que movamos la salsa durante la cocción.
Hemos añadido el tomate, ponemos la sal y el azúcar y tapamos la cacerola.
Cada diez minutos, apartamos la cacerola del fuego y movemos.
Como se ve, los azulejos están libres de salpicones. Pasados 50 minutos, tenemos la salsa lista, probamos de sal y de acidez, rectificamos si fuera necesario.

Sale una buena cantidad, si no la vamos a usar, congela perfectamente y siempre tendremos un básico preparado para cualquier ocasión que nos surja.

No olvidar retirar la cacerola antes de mover el tomate, así evitarás salpicaduras en la cocina.
Como veis los ingredientes son muy básicos, pero podemos añadir, desde ajo, orégano, tomillo, o incluso pimiento para dar sabor, aunque a mi, me encanta así tal cual.



22/2/15

PATATAS RELLENAS DE CARNE



Este mes ha tocado asaltar a la cocina de La rosa dulce, cada vez me gusta mas participar en el Asaltablog, sobre todo porque en este caso, había muchas recetas que me interesaban y me ha costado decidirme por una.
Esta patatas son tan ricas, que hemos comido y cenado con ellas, es mas, ganan sabor con el reposo, por no decir de la salsa, un sofrito casero maravilloso que es para no parar de mojar.



Necesitamos:
4 patatas medianas
250 gr. de carne molida , yo puse pollo
Ajo y Perejil
Sal y Pimienta
1 huevo
Para la salsa:
1 cebolla
Un trozo de pimiento rojo
3 tomates maduros
Sal
Aceite de Oliva Virgen Extra
1 hoja de laurel
1 vasito de vino blanco de buena calidad

Preparación:
Lo primero es aliñar la carne molida, añadimos el ajo picado y el perejil,
salpimentamos y añadimos el huevo, mezclamos bien que se integren los ingredientes.
Pelamos las patatas y con ayuda de un cacharrito de hacer bolitas, vaciamos las patatas.

Las bolitas de patata las reservamos para o bien freírlas o hacer un puré.
Seguimos con las patatas rellenas.
Rellenamos las patatas con la carne, apretando bien para que en la cocción no se salga.
Ahora hacemos la salsa.
En una cacerola, con un fondo de aceite, sofreímos la cebolla picada, con el pimiento rojo, y los tomates,dejamos unos minutos, y añadimos el vino y la hora de laurel, salpimentamos.
Añadimos medio vasito de agua y ponemos las patatas.
Tapamos y cocemos 40 minutos, procuramos mover con cuidado para que no se rompa la patata.

Pasado el tiempo, sacamos las patatas y sacamos el sofrito para triturarlo.
Volvemos a poner el sofrito en la cacerola y encima las patatas para volver a cocer diez minutos o hasta que la patata esté tierna.
El tiempo de cocción dependerá mucho de la calidad o variedad de la patata.
Solo nos queda emplatar poniendo una base de la salsa, poner una patata encima y espolvorear con perejil picado.

Pienso repetir pronto esta receta, porque nos ha gustado mucho en casa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...