RECETAS CON VERDURAS,

COMO HACER SALSA DE TOMATE FRITO CASERO Y FÁCIL

26.2.15 Isabel Reina Cocina con Reina 10 Comentarios


Hoy os traigo un básico en la cocina como es la salsa de tomate frito, preparada de una forma fácil y sin ensuciar.
Tener siempre en casa, nos servirá de base para muchos platos, desde pasta, para un arroz a la cubana o simplemente para acompañar unas patatas fritas, pizzas, empanadas, y un montón de recetas mas.
Ya sé que es un engorro, pero merece la pena, nunca es igual que el comprado de bote y encima sabemos qué lleva, con los trucos que doy no ensucias nada , lo podrás congelar sin problemas, porque eso si, una vez que te pones, mejor hacer una cantidad considerable.
Por supuesto que los tomates de temporada nos darán un sabor mas rico, pero se puede hacer en cualquier época del año.



Necesitamos:

2 kilos de tomates maduros
5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharaditas de sal
2 cucharadita de azúcar
y nada mas................
y con eso tendrás un lujo de salsa de tomate frito casero.

Preparación:

Consejo: tener el fregadero libre de chismes y limpio.
Enjuagamos los tomates y les hacemos un corte en forma de cruz con un cuchillo en la base.
Ponemos una olla con agua y cuando hierva, metemos los tomates y dejamos 20 segundos.
Los ponemos de nuevo en el fregadero y le echamos agua fría. porque los vamos a manejar y para que no quemen.
Se pelaran fácilmente gracias al corte que le hicimos.
Los partimos por la mitad y estrujamos un poco para soltar las semillas.(Este paso es opcional, podemos dejarles las semillas).
Vamos poniendo los tomates en un bol amplio, ya pelados y escurridos, y ahí mismo, metemos la batidora, sólo batimos ligeramente, si nos quedan trozos mas rico sale.

En una cacerola con tapadera (si tiene agujerito para el vapor, mejor), ponemos el aceite, y cuando esté caliente, la apartamos de fuego, y añadimos el tomate.

¿porqué la apartamos? así no salpica, este paso lo haremos cada vez que movamos la salsa durante la cocción.
Hemos añadido el tomate, ponemos la sal y el azúcar y tapamos la cacerola.
Cada diez minutos, apartamos la cacerola del fuego y movemos.
Como se ve, los azulejos están libres de salpicones. Pasados 50 minutos, tenemos la salsa lista, probamos de sal y de acidez, rectificamos si fuera necesario.

Sale una buena cantidad, si no la vamos a usar, congela perfectamente y siempre tendremos un básico preparado para cualquier ocasión que nos surja.

No olvidar retirar la cacerola antes de mover el tomate, así evitarás salpicaduras en la cocina.
Como veis los ingredientes son muy básicos, pero podemos añadir, desde ajo, orégano, tomillo, o incluso pimiento para dar sabor, aunque a mi, me encanta así tal cual.



También podrían interesarte

10 comentarios:

  1. ¿Tú te quieres creer que en casa solo quieren el tomate industrial? claro, que para mí hago de este, sin dudar a dudas.
    Has hecho bien en publicalo Isa, es un básico de nuestra cocina que no puede faltar.
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. la salsa de tomate casera es la reina de las salsas! en casa nunca falta! bicos

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado riquísimo. Me encanta a mi el tomate frito casero, no hay color. El sabor es buenísimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Muy rica Isa! es una salsa que no debe faltar en ninguna casa. En verano, mi vecino me regala muchos tomates pera muy maduros y me tiro un dia entero haciendo slasa de tomate y poniendola en conserva al baño maría y así tengo casi para todo el año...Bs.

    ResponderEliminar
  5. Que bueno está la salsa de tomate casera, me gusta. Pero si es verdad que se pone una cocina horrible con los salpicones de tomate.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  6. Buenísimo, en casa lo hacemos muy parecidos y mil veces mejor ehh

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la salsa de tomate y casera mejor aun, perfecta para muchas recetas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Ooooooo, qué bueno tiene que ser eso para desayunar con una rebanada de pan de pueblo y aceite de oliva!!

    ResponderEliminar
  9. Una buena salsa de tomate casera es de lo mejor, nada que ver con comprarla hecha, pero es verdad que se ensucia mucho la cocina. Seguiré tus consejos!!
    Un bst.

    ResponderEliminar
  10. Allá que voy esta tarde: ayer debimos de recoger 4 o 5 kg de tomates.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mi, así que no te vayas sin decirme si te ha gustado esta receta.
Este blog no publica comentarios anónimos.